«No voy donde no me invitan»

– El tuit de Abel Martínez, diciendo por qué no estuvo en las actividades de Abinader en Santiago.


Sin disputas

Ayer fue un día ajetreado en la Cámara de Diputados. Aprobaron varias cositas sin muchos problemas porque los únicos votos en contra fueron los del PLD, excepto en un par de temas, especialmente el que tiene el honor de haber sido –probablemente– el único aprobado a unanimidad desde quién sabe cuándo: el matrimonio infantil.

Todo el mundo a partir de los 18:

Estaba avisado. Le dieron el sí a la modificación del Art. 144 del Código Civil, que decía que las niñas podían casarse desde los 15, y los hombres a partir de los 18; y tiraron al zafacón del olvido el Art. 145, que dejaba una brecha para «excepciones». Pero antes de aprobarlo, discutieron algunos ajustes para definir el castigo a los que violen esta ley: multas de 50 a 100 salarios mínimos y entre 2 a 5 años de cárcel. Ahora el proyecto de ley va al Senado.

¿Qué más?

Cuartos, muchos cuartos. Le dieron el OK a unos pré