Octubre 1, 2021

 

 

Nadie nace sabiendo


¿Cuántas veces te ha pasado que ponen una botella de vino en la mesa y no sabes ni cómo descorcharla? ¿O que vas a un restaurante, te preguntan si quieres un vinito y te quedas en Belén con los pastores? ¿O que tu aficie te pide compartir un vino, y lo único que conoces sobre eso es la frase Al pan, pan, y al vino, vino?

Si no te ha pasado nada de eso, es probable que pase más temprano que tarde, por aquello de que El que vino al mundo y no toma vino, ¿a qué vino? Y a pesar de que saber aunque sea lo básico sobre vinos es una habilidad social casi imprescindible en ciertos ambientes, nunca te enseñaron sobre eso en el colegio (maña fuera), ni en la universidad, y quizás ni en tu casa.

Por eso nos vino a la mente hablar de vino. Como nosotros tampoco somos expertos, nos juntamos con nuestros amigos de El Catador para responder unas preguntas y aclarar algunas dudas sobre enología 101. Y no fue con cualquiera que nos sentamos, sino con su encargado de la Academia De Vinos. Esto fue lo que nos contó:
 
Vamos por partes, como dijo Jack el Destripador: ¿cuáles son los tipos de vino?
Eso depende del criterio que se use. Más o menos por aquí es que anda la cosa:

  • Por el tipo: espumoso, tranquilo (sin burbujas) o vinos fortificados.
  • Por el color: tinto, blanco o rosado.
  • Por el estilo: esta lista es larga, pero los que vas a ver en nuestro mercado son: vinos blancos frescos, vinos blancos amaderados o con cuerpo, vinos tintos ligeros, vinos tintos de cuerpo medio, vinos tintos afrutados, vinos tintos con mucho cuerpo, espumosos brut, espumosos semi secos y dulces, vinos rosados refrescantes y vinos rosados afrutados.
  • Por la variedad de la uva: el nombre lo dice. Los más conocidos son: Merlot, que es suave al paladar e ideal para principiantes; Malbec, suave y seco pero con un poco más de cuerpo; Cabernet Sauvignon, seco y con más cuerpo todavía. También puedes encontrar tempranillo, petit noir, shiraz y muchas otras.

 
Si son tantos, la pregunta del millón es: ¿para qué se usa cada tipo de vino?
Tomando en cuenta de que todos los vinos tienen más de un momento de consumo, existen algunas costumbres o recomendaciones generales. Veamos:
 
Vinos blancos frescos: son los más populares en estos días porque dan playa, piscina, calor, terraza y aire libre. Suelen acompañar comida ligera o ácida (ceviche, tiraditos) o mariscos y pescados. Todo eso también se logra con los Espumosos brut y los vinos rosados refrescantes.
Vinos blancos amaderados o con cuerpo: cuando vas a comer platos de más intensidad de sabor, estos van de maravilla. 
Vinos tintos ligeros: son bien versátiles porque pueden tomarse solos o con comida, de día o de noche. Pero donde se la lucen es cuando acompañan platos ligeros o carnes blancas.
Vinos tintos de cuerpo medio: son equilibrados y también bien versátiles. Por eso pueden tomarse solos o con comida.
Vinos tintos afrutados: son ideales para tomárselos en un coro, y ni siquiera tiene que haber comida porque también son equilibrados. 
Vinos tintos con mucho cuerpo: con estos es que van los platos con más intensidad de sabor y sensaciones untuosas, jugosas o grasosas como la carne a la parrilla.
 
Ah, pero no todos los días se come gourmet. Si quiero maridar un mangú con los tres golpes, o un plato de yuca con salami, o arroz con habichuelas y carne, ¿cuál es el vino que va con eso?
Eso no está escrito en ningún lado y al final cada quien consume lo que quiere cuando quiera (con responsabilidad, dicen los médicos y la Ley 42-01). Pero esto es lo que haría un experto:

  • Mangú con los tres golpes o yuca con salami: un vino tinto de cuerpo medio o mucho cuerpo y/o sabores afrutados. La sensación astringente del vino logrará limpiar las sensaciones grasosas de los tres golpes. Los sabores afrutados estarán equilibrados con los sabores generales del plato. Por ejemplo, Beringer Bros Red Blend o Arzuaga La Planta.
  • Arroz con habichuelas y carne: también, vino tinto de cuerpo medio. Marqués de Riscal Tempranillo o Glorioso Crianza pueden ser opciones interesantes. Tienen en boca una mezcla de sabores afrutados y amaderados, típicos de los vinos de Rioja, España, que equilibran bien con los sabores del guiso de unas buenas habichuelas dominicanas.

 
OK, vamo’allá. Voy a El Catador a comprar un vinito. ¿Qué debo tomar en cuenta a la hora de elegir uno?
La situación o el momento de consumo, y sobre todo las preferencias de quienes se lo tomarán. Si estás indeciso o confundido, lo mejor es que elijas un vino más equilibrado para no quedar mal con nadie.
 
Va, pero no he cobrado. ¿Es verdad que el vino, mientras más caro, mejor?
Falso. El mejor vino es el que a ti te guste y dependiendo de lo que esté sucediendo: el momento del día, si es para un coro o una ocasión especial, para regalar o para ti, para acompañar un plato o solo darse una copita.
 
También tengo uno allá en la casa desde hace años. ¿Es verdad eso que dicen de «estar como el vino, mientras más viejo, mejor»?
Sí y no. Algunos vinos no mejoran con el tiempo porque están hechos para venderlos y que se consuman de una vez. Otros sí pueden mejorar, tanto en barrica como en botella. Para esos, lo importante es que se mantengan en las condiciones óptimas.
 
Los otros días estaba en un restaurante y me agarraron fuera de base porque me trajeron un vino para olerlo y probarlo, y no supe qué hacer. ¿Cuál es el truco para no pasar vergüenza?
Si conoces el vino, puedes probarlo para ver si no hay ningún sabor u olor raro. Si no lo has probado, hay que tomar en cuenta su origen, su estilo o el tipo de uva. Si es un vino totalmente nuevo, busca los olores y sabores desagradables típicos que te dan a entender que un vino ya no está muy católico. Y si no tienes ni idea, lo más importante es percibir la temperatura porque nuestros labios son más sensibles que las manos.
 
Dicen que una copita de vino al día mantiene lejos al médico. Si le cogí el gustito, ¿estaré más saludable?
A ver… El vino tinto contiene taninos, un antioxidante natural de la uva que protege a la fruta. Cuando se hace vino tinto (solo el vino tinto) esos taninos –que son los que dejan ese sabor «manchoso» en la boca– se transfieren junto con el color, de la piel de la uva al vino. Ese antioxidante es la razón por la cual es correcto que el consumo MODERADO de vino tinto puede hacerte bien dentro en un estilo de vida saludable y una dieta sin muchos desarreglos.
 
Quiero apoyar lo local. ¿Se hace buen vino en RD?
Hay proyectos locales interesantes y vale la pena probar los vinos y visitar los viñedos. El tema es que nuestro clima no ayuda a tener uvas de sabores concentrados (solo la uva bombón), que es uno de los elementos importantes para hacer vino de calidad.
 
Me interesa conocer más. ¿Quién me ayuda?
Fácil: habla con nuestros amigos de El Catador. Puedes llamar directo a la tienda al (809) 540-1644, o ingresar en su Tienda en Línea y hablar directamente con el Sommelier.
 
Y una ñapita:
Un sommelier es un experto en vinos, capaz de reconocer sus características. Por eso, usualmente tiene a cargo la selección de los vinos en un restaurante, o realizar catas, degustaciones y presentaciones. No se debe confundir con el enólogo, que es la persona encargada en las bodegas de la elaboración técnica del vino y de la supervisión del proceso, desde la selección de la uva hasta que el vino está ready
 
¡Todavía no te vayas!
Que lo mejor se deja para último. Ahora que sabes alguito sobre vinos, es hora de que arranques para El Catador a chequear el Best Buy de este año. Esa es una lista de los 25 mejores vinos relación calidad/precio, elegidos por su mismo staff. Todos son de menos de 2000 pesos, y lo mejor es que los puedes catar allá mismo antes de llevártelos. Esa promo es válida hasta el 10 de octubre, así que mira la lista aquí y no pierdas tiempo.

 

 


Síguenos por Instagram y Twitter.

Para anuncios: ventas@elbrifin.com
Para todo lo otro: elbrifin@elbrifin.com

Todos los derechos reservados. 2021 El Brifin.