Noviembre 4, 2021


«Te digo lo que es la libertad para mí: no tener miedo. Ni un chin de miedo».

-Nina Simone.


Eran las diez de la noche, piloteaba mi nave

Y tuve que quedarme a 200 metros del hotel. El lunes pasado, el Intrant tiró su propuesta pública para la nueva Normativa Técnica del Servicio de Transporte de Taxis. Eso quiere decir que no es un documento definitivo, sino que se pone a rodar para ver cómo reacciona la gente y luego lo más seguro viene alguien con alguna propuesta más suave y queda como un héroe, después que todo el mundo se ha insultado discutiendo en las redes.

¿Cuál es el fin?

Esta nueva normativa lo que busca es regular a las empresas de transportes de pasajeros, sobre todo en los polos turísticos. Eso es algo que ha venido sucediendo en varios países y es normal, pero el debate ahora está en lo que se defina en esas regulaciones.

Entonces, ¿qué plantean?

En este primer borrón hay cosas básicas: certificado de buena conducta y seguros para los conductores, registros legales (RNC, registro mercantil, etc.) y nóminas controladas. Pero lo que verdaderamente puso la sazón fue la medida de distanciamiento no social: los taxis por plataformas digitales (Uber, DiDi, y etc.) tendrían que esperar o dejar a sus clientes a mínimo 1 kilómetro de la puerta de los hoteles del interior, y a 200 metros o más de los hoteles en el Gran Santo Domingo.

O sea que…

Pongamos eso en ejemplos prácticos: sería ilegal montarse en un Uber en la puerta de Acrópolis, porque justo al lado hay un hotel; o nadie podría coger un DiDi desde el aeropuerto de Punta Cana hacia cualquiera de los hoteles de la zona. A menos que quiera tirarse un kilómetro como San Fernando: un ratito a pie, y otro caminando.


El tiempo es oro

Refrán que te resuena en la mente cada vez que sientes que se te va la vida en los tapones. Por eso es que es un palo Sirena Go, la aplicación de Sirena para hacer tu compra de cualquier necesidad como Supermercado, Electrodomésticos, Hogar entre otros, desde donde estés. Puedes pedir que te la lleven a la casa, o ir avanzando para recogerla cuando llegues a Sirena, con el famoso pick up.
Mira aquí.


Una jartura navideña

Si habías escuchado un rumor de que estaríamos cortos de comida esta Navidad, puedes dormir con la cabeza y la barriga tranquila. El presidente Luis y el ministro de Agricultura convocaron una rueda de prensa para decir que tendremos comida por pipá. Hasta el puerquito está seguro, porque dijeron que ya el país tiene la fiebre porcina bajo control. También les dará una mano a los agricultores, creando un fondo de 1,600 millones de pesos para ayudarlos a garantizar la seguridad alimentaria de fin de año.

Agricultura no fue todo

Aunque se supone que el tema era el sector agrícola, pocas preguntas tuvieron algo que ver con comida, y los periodistas atacaron con el tema de Haití. Luis aclaró que no es que van a quitarle la visa a los estudiantes haitianos, sino que no habrá renovaciones automáticas para revisar de arriba a abajo cada caso en particular. La idea es que no se vaya a colar para acá algún pandillero o algún rufián que quiera marear a las autoridades haciéndose pasar por estudiante.

También dijo que pronto tendríamos más detalles; y «pronto» fue a las 10 de la noche, porque el ministro Chú (salud) Vásquez nos agarró en pijamas con estas 4 medidas:

  • Auditarán el Plan de Regularización para chequear si todo el que está ahí califica.
  • Abrirán 38 oficinas para «identificar a ciudadanos extranjeros» en todo el país.
  • Se reunirán con los sectores que contratan mano de obra haitiana, para ponerles reglas.
  • La medida más controversial fue que solo se debe dejar entrar a hospitales públicos a los inmigrantes ilegales si tienen una emergencia.

 


Y lo hicieron de nuevo

El tema del Código Penal llevaba varios días sin hacer ruido, hasta que ayer cayó esta granada: los diputados están dejando fuera cualquier castigo por la «disciplina violenta» a menores; dígase: por dar pelas, con o sin manguera. Unicef, Conani y el Gabinete de la niñez salieron más rápido que de carrera a pronunciarse en contra, y la primera dama pidió a los legisladores que lo piensen bien, porque el que debería ser castigado «drásticamente» es el que da la pela.


Oye, Sorullo, el negrito es el único tuyo

El Senado aprobó ayer –en segunda lectura– el proyecto de Ley de Paternidad Responsable. Con esta ley, las madres podrán registrar a sus muchachos en el Registro Civil con los datos generales del padre, aunque este no vaya. Pero tampoco es que estarán asignando padres a lo loco o «enchuchándole un muchacho» a cualquiera: si quien la madre dice que es el padre no va a declararlo, primero será citado ante un juez para que diga si lo reconoce. Si no lo reconoce, el juez orden