domingo, mayo 26, 2024

Compartir

Brifeando el 2021

2021: un año sembrado en el hoyo a la orilla del mar

Resumir un año como el 2021 debería contar como tesis para la universidad. Han pasado tantas cosas que pensamos dividirlo en dos, pero al final decidimos meternos el cuchillo y hacerlo en uno solo.

Covi-viendo en la nueva realidad

Si la covid arrasó con gran parte del 2020, en el 2021 fue que cogió el turbo. A nivel mundial empezamos con 83 millones de casos, y ya vamos llegando a los 300 millones; y las muertes no llegaban a 2 millones el 1 de enero, y ahora estamos cerca de los 5.5 millones.

Las vacunas
Comenzaron a salir desde bien temprano en el año. Pero entre las teorías de conspiración –con Bill Gates, infartos, trombos y la tecnología 5G como principales protagonistas– y que los países ricos se pasaron de agalluses y quisieron quedarse con todo, la vacuna no llegó a la cantidad de gente que se esperaba. El 58% de la población mundial ya se pinchó, pero mal repartidos (ejemplo: 80% en España, 1% en Haití).

Las variantes
Además, el virus no se durmió y comenzó a buscársela para sobrevivir. Ahí vinieron las variantes, primero por países: la de Sudáfrica, la británica, etc., pero la cambiamos a letras del alfabeto griego (como alfa, delta, ómicron) para evitar estigmas sobre países. Cada una más contagiosa que la anterior, aunque ómicron aparenta ser mucho más contagiosa, pero en porcentaje, enviar menos personas al hospital, o peor.

¿Y aquí?

Nos fue de lo más bien, en comparación con el resto del mundo. Este año tuvimos más casos, pero menos muertes. Al día de hoy, unos 4238 dominicanos han muerto por Covid (2000 de ellos en el 2021)

En enero, el gobierno estaba haciendo cocote con las vacunas de Pfizer y AstraZeneca, pero como nos quedaron mal, trajeron las Sinovac (made in China) por camiones. La idea era llegar al 80% de la gente vacunada y soltarnos en banda, pero ya sabemos que eso no pasó. Lo bueno es que no se desperdiciaron dosis, porque fuimos uno de los primeros países del mundo en inaugurar la tercera dosis (o dosis de refuerzo), y hasta nos dio para donar unas cuantas.

The Touch
Quizás no lo recuerdas, pero empezamos el año en toque de queda. Cambiaron el horario más veces que un prepa tratando de inscribir el semestre con 30 créditos, y nos prometieron que si llegábamos al 70% vacunado, nos soltaban. Eso solo pasó en un par de provincias, así que el gobierno se hartó y, después de 448 días consecutivos (500 y algo en total, con solo un break para las elecciones) con tranque obligatorio, fuimos libres a partir del 11 de octubre. Bueno, no totalmente libres, porque apareció la nueva «cédula»: la tarjeta de vacunación, obligatoria para entrar a casi cualquier lado.

Lo que pasó en nuestra propia casa

El gobierno se metió una palabra entre ceja y ceja: «reformas». Firmaron el pacto eléctrico, que significa que la luz te subirá constantemente de aquí al 2026 (pero es bueno para el país). Comenzaron la reforma de la Policía, que se pasó el año más caliente que el Sol de las 12 por los asesinatos de Leslie Rosado, la arquitecta en Boca Chica y la pareja evangélica en Villa Altagracia. Todo mientras los delincuentes hasta se agrupaban en pandillas motorizadas para hacer de las suyas. También teníamos el cuco de la Reforma Fiscal, hasta que Luis dijo las palabras más bonitas del año: la reforma no va, y el año también nos trajo un aumento al salario mínimo.

Pero los que se robaron el show no están en el Palacio. Por un lado, nuestro querido Congreso, que, entre préstamos, peleas con Botello para que soltara lo del 30% de las AFP, cambios de nombres de avenidas, reconocimientos, cantos y viajes de Resort, dejaron que pasara otro año más sin un nuevo Código Penal.

En el fondo del mar

Y por el otro, la Procuraduría, que se metió a nadar en lo hondo de los mares de la corrupción y el crimen organizado. A la Operación Antipulpo, le siguieron Caracol, Coral, Coral en esteroides (5G), Medusa, Falcón y Larva. Como resultado, Danilo tiene dos hermanos presos y tres más metidos en expedientes. También su exjefe de seguridad, el exprocurador Yanalán, y otros militares y exfuncionarios de alto rango, están presos. Algunos hicieron suya la frase «cantar como Girón» y negociaron con los fiscales. Y el PLD está como un gallito, porque le están andando cerca al jefe.

Otros líos
El gobierno también tuvo lo suyo, aunque sin nombres de mariscos ni presos. Salieron a la luz marrullas en la Lotería, el Inabie, el Inposdom, el Ministerio de la Juventud (que lleva 3 ministros en un año y algo), y otros. Educación mandó a volver a clases, y para prepararse hizo un concurso para buscar 19,000 nuevos maestros. Se quemó el 95%, y esta es la hora en que siguen vacantes.

No solo fue Covid

También tuvimos la del alcohol adulterado, que mató más gente que el mismo viro durante unos días después de Semana Santa. También la fiebre porcina, que, aunque solo mata a los puercos y a nosotros no nos hace ni cosquillas, puso en la cuerda floja a los ganaderos y disparó el precio del pollo y la res. Y la de los brownies con marihua… ah no, eso fue solo un caso y nadie murió, como tampoco murió nadie con el eterno pleito entre taxistas y Ubers en las zonas turísticas; aunque estuvimos tan cerca como a menos de 1 km de distancia.

Háblame de dinero

Elon Musk le pasó a Jeff Bezos como el hombre más rico del mundo. Pero como nosotros no hacemos carros eléctricos y la pandemia nos dio duro, tuvimos que coger un viajazo de cuartos prestados: 2500 millones por aquí, 155 millones de dólares por allá, 39 millones de dólares de este lado, 300 millones de dólares por aquel lado, 30 millones de dólares here, 284,000 millones there. Casi nada.

Todo subió, excepto los huevos

No sabemos si ganó la cantidad o el tamaño, pero hubo muchos. Entre los más memorables están:

  • Senador Antonio MarteNo tenemos productos porque los haitianos se lo están comiendo todo
  • Ramón Guzmán, director de la Digisett–  En el país no hay tapones ‘per se’
  • Elsa de León, (ahora ex) gobernadora de SamanáCelebrará la muerte de todo el que muera por Covid y no estaba vacunado
  • General Then, director de la policíano reclutará policías que no fueron criados con su padre y madre
  • Danilo Medinaestamos cansados del bienestar
  • Andrés Cueto, gerente general en EdenorteEn RD no hay apagones
  • Algunos congresistasdisminuir la pena por abuso sexual si es contra la pareja

Y en la de los vecinos

Un año complicado por esos lados. Comenzó con el tira-y-jala entre el presidente Jovenel Moïse y la oposición, porque no estaba claro si sus 5 años iban hasta el 2021 o el 2022. Pero de nada le valió: el 7 de julio lo mataron. Hubo muchos rumores y teorías, pero lo último es un reporte diciendo que fueron unos narcotraficantes, porque Jovenel iba a tratar de poner control.

Secuestros
Por allá estuvieron secuestrados dos hermanos que luego soltaron, pero después se complicó más con otro secuestro, ahora de 16 misioneros gringos y un canadiense. La banda 400 Marzo pedía un millón de dólares por cabeza, y no se sabe si hubo pago, pero primero soltaron 5 y después se dijo que los otros 12 se escaparon.

Más problemas
Pero sus problemas no se limitaron a su país: por alguna razón, alguien le vendió un sueño a los haitianos en todo Centro y Suramérica de que iban a poder entrar a EE. UU. por México, y más de 10,000 haitianos llegaron y se instalaron debajo de un puente de una ciudad de Texas, justo en la frontera, intentando desde ahí solicitar asilo.

La ñapa
Con la escasez de gasolina que tenían, la estaban buscando como sea, a la mala. Un camión que lo transportaba se dañó en el camino y la gente comenzó a sacarle gasolina. Oh sorpresa… explotó, matando a 62.

Y por si no tuvieron suficiente, pasó otro terremoto grande.

Por gringolandia

Por allá sí que comenzó complicado el año. A Trump no le gustó el resultado de las elecciones del año pasado y a la fecha todavía reclama que las elecciones se las robaron. Pero el 6 de enero el Congreso se juntó para certificar las elecciones, y después de Trump hablar en las afueras de la Casa Blanca, sus seguidores invadieron el Congreso, terminando con heridos, muertos, cargos a más de 700 personas, el 2do juicio político (o impeachment) de Trump, y su suspensión de las redes sociales. Por más que brincó y saltó, murió ahí, Joe Biden fue inaugurado como presidente, y los guantes de Bernie se hicieron famosos.

Otros que tuvieron un mal año fue el gobernador de Nueva York Andrew Cuomo, que tuvo que dejar el cargo por varias acusaciones de acoso sexual, y los que apoyan el acceso al aborto en Texas, que una ley prácticamente prohíbe el aborto por allá.

Algo que sorprendió al mundo fue el derrumbe parcial de un edificio de 12 plantas cerca de Miami, dejando 98 muertos. Y desafortunadamente, no nos sorprendió tanto lo de siempre: más de 25 tiroteos masivos.

Mira aquí el año en fotos en EE. UU.

Por el mundo

Un barco de Evergreen armó el tapón del año en el Canal de Suez, enseñándonos lo frágil que es la cadena de suministros del mundo. Argentina aprobó el aborto. En Venezuela, Guaidó ya no es el presidente (interino). En Cuba pasaron de 127 a más de 2000 actividades que ya no son exclusivas del gobierno. También Raúl Castro renunció a la dirección del Partido Comunista. En México legalizaron la marihuana y despenalizaron el aborto. En Colombia murieron más de 25 en protestas. En Honduras ganó una presidenta, y será la única mujer liderando América Latina.

En Francia le dieron una galleta al presidente cuando andaba saludando gente. Alemania tiene un nuevo canciller después de 16 años bajo el liderazgo de Angela Merkel. En Bielorrusia jugaron sucio y mandaron decenas de miles de migrantes a la frontera con Polonia porque ‘podrán cruzar’ a la UE.

En China ya pueden tener hasta 3 hijos. En Myanmar, Malí, Guinea y en Sudán hubo golpe de estado. En Israel, los que hamás dejarán de pelear, Netanyahu estaba subido en el palo desde el 2009, pero ya tienen nuevo primer ministro. En Sudáfrica protestaron porque trancaron un expresidente por corrupción, dejando 72 muertos.

Y los que se dieron vida este año: los viejos talibanes. Trump negoció con ellos la salida de EE. UU., de Afganistán después de dos décadas por allá, y Biden la ejecutó, pero los talibanes se cogieron el país de una vez.

Fuera de este mundo

La NASA aterrizó en Marte (sí, es válido, igual que amartizar) otro rover, en busca de vida. Pero la carrera al espacio la dio la gente con dinero: Richard Branson, que junto a 5 empleados de su compañía Virgin Galactic, se fue al espacio (término debatible), y días después Jeff Bezos se fue también al espacio con su hermano, y las personas más joven y más vieja en ir al espacio, en un cohete de su compañía Blue Origin. Ah, y luego les agradeció a los clientes de Amazon por pagarle ese viaje (de nada).

El otro rico, tío Elon, no se fue al espacio, pero su compañía SpaceX lanzó al espacio la primera misión solo de civiles (sin astronautas), que duraron 3 días orbitando la Tierra y haciendo experimentos.

Y los que dejaron el mundo

La parte triste del brifeo anual: la gente que ya no está con nosotros (aunque cada quien juzga diferente). Entre los grandes que nos dejaron está el mayor de todos los caballos, Johnny Ventura, de un infarto, y el campeón de la bolita del mundo, Jack Veneno, de cáncer. De manera más trágica perdimos a los 9 que iban en el avión que recientemente cayó llegando de emergencia al AILA.

También, algunos de los dominicanos notables (no todos, en orden alfabético, y solo alguna de las cosas por las que se conocieron)

Y otros del mundo:

Gente que no le fue bien

Para no perder la costumbre, el caso Odebrecht bailó este año también. Hace unos años comenzó con 14 acusados, luego solo quedaron 6, pero las juezas no vieron suficientes pruebas de soborno y en octubre solo condenaron a Rondón y a Díaz Rúa.

Otros en líos

Leonardo Faña, director del Instituto Agrario, fue acusado de agresión sexual. Lo metieron preso y lo quitaron del puesto, pero no encontraron mérito para seguir el proceso y lo soltaron.

A Argenis Contreras, principal acusado del asesinato de Yuniol Martínez, lo deportaron de EE. UU. para acá y lo tienen bien preso. A Pablo Ross le confirmaron la sentencia de 10 años preso, por el abuso sexual a su hijastra. A Marlon Martínez también le ratificaron sus 30 años, por la muerte de Emely Peguero. A Gabriel Villanueva le cantaron 20 años de cárcel y 5 millones de pesos para la familia de la víctima por el asesinato de Andreea Celea. A Karim Abu-Naba le cantaron un año por difamación, pero sigue en apelación.

Al diputado Miguel Gutiérrez y a su hermano los esperaron en el aeropuerto de Miami para apresarlos por narcotráfico. A Adán Peguero, director general del Instituto Postal Dominicano, lo pusieron de licencia y a Luz del Alba Jiménez la quitaron del Ministerio de la Juventud, ambos por casos de corrupción.

Jompéame se calentó con la fiscal por una publicación que no les gustó sobre el embarazo de una mejor, y le pidieron que tumbara todo el contenido que exponga menores. En la Lotería Nacional se vio una mafia de más de 150 millones de pesos, envolviendo al (ahora ex)director y otros empleados, incluyendo un grupo de no videntes.

Sácame eso del menú

Cosas que hubiéramos preferido que no estuviera disponible para el brifeo, pero de las malas nuevas nadie se salva.

Algunas de por aquí

El teleférico de Puerto Plata se dañó y asustó a muchos. También se prendió en candela el hotel Iberostar Costa Dorada. Y en Las Terrenas, se quemó otra vez el pueblo Los Pescadores. En SD se quemó una farmacia y murió uno. En Las Américas se robaron unos cables y se quedó oscura la pista de aterrizaje. En Higüey, un hombre le disparó a su esposa y después salió de su casa a seguir tirando. En Miches, un hombre mató a una pareja en una discusión.

Algunas de por allá

En Indonesia se cayó un avión con 62 personas a bordo y desapareció un submarino con 53 a bordo. En NY un autobús perdió el control y quedó colgando (por suerte nadie murió). En Bolivia murieron 5 universitarios al caer desde un cuarto piso cuando se rompió la baranda. En México se desplomó un tramo del metro y murieron al menos 24. También, un camión camino a la frontera con EE. UU. se viró y murieron 55, incluyendo al menos dos dominicanos. En EE. UU. un hombre chocó una multitud y mató 6 personas. En China murieron de frío 21 corredores de un ultramaratón.

Y lo de la madre naturaleza

En California, se derrumbó una parte del Highway 1 por las tormentas de lluvia. También hubo el fuego más grande de la historia de ese estado (y 2do del país), y se derramaron 25,000 galones de petróleo. En Texas murieron al menos 200 por una crisis de electricidad, por una tormenta invernal. En la costa oeste de EE. UU. y Canadá, una ola de calor mató al menos 100. En Kentucky, unos tornados dejaron al menos 100 muertos. Por aquí entraron Fred y Grace, pero Ida hizo su daño fue en EE. UU., y puso a NY bajo agua.

En la India un glaciar cayó al río, causando una inundación que mató 83. En Bélgica y Suiza murieron al menos 100 personas por unas inundaciones. En la isla La Palma, España, un volcán en erupción ha dejado más de 900 millones de euros en pérdidas.

Las redes

Ya son tan parte de nuestra vida que les toca su sección. Excepto Trump, que ya las redes no son parte de su vida, pero porque no lo dejan. Ya va por su segundo intento de crear una red social; ahora seguimos a la espera de Truth Social.

Facebook tuvo un año tan activo que hasta el nombre se cambió (la app sigue siendo Facebook, pero la compañía matriz ahora es Meta). Tuvieron sus líos con liqueo de información de parte de una exempleada, y también se cayó en el mundo entero por unas horas por un error humano. Y mientras Mark sigue siendo el rey supremo por allá, Twitter y Amazon tienen nuevos jefes.

WhatsApp, otra compañía de Meta, asustó a la mayoría con un malentendido de que te iba a leer tus conversaciones, pero luego se aclaró. También OnlyFans tuvo que hacer un recule, cuando primero anunció que iban a prohibir todo contenido sexualmente explícito, pero luego le dieron pa’tra a eso. La Materialista también sufrió por allá, por la filtración de unos videos, pero dijo que seguirá en la red de abanicos.

El bitcóin tuvo lo suyo: El Salvador lo adoptó como moneda de uso oficial, y por otro lado los chinos declararon como ilegales todas las transacciones con criptomonedas. Y de los NFT… qué te digo… mucho movimiento, muchas ventas, y hasta te lo brifeamos.

Y los ganadores son…

Netflix nos entretuvo con Squid Games y Red Notice (la serie y película más vista en su historia), así que veremos cómo le va en los premios del 2022. Keren nos enamoró con su voz en Dominicana’s Got Talent, y tuvimos Soberanos que valieron por dos años. Y por segundo año consecutivo, el Conejo Malo fue el artista que más sonó en Spotify, y este año sin siquiera lanzar álbum nuevo.

Mira aquí los ganadores de los otros premios, en orden de entrega:

Hablando de ganadores

El año comenzó con una finai sin peaje que se fue hasta el 7mo juego, pero las Águilas se vieron más grandes que los Gigantes, y también se vieron grandes en la Serie del Caribe, la cual ganaron de mallita, sin perder ni uno.

También fuimos a los Juegos Olímpicos y le dimos con tokio. Nuestro récord en unos juegos era de dos medallas, pero ahora nos fuimos con cinco: 3 de plata (Zacarías levantando pesas, el equipo de atletismo en los 400 metros planos y mixtos, y Marileidy en los 400 metros planos) y dos de bronce (Crismery levantando pesas y la selección de béisbol en, adivina… baloncesto –ok, pelota.)

Fernando Tatis Jr. amarró un contrato de 340 millones de dólares por 14 años con San Diego, y Wander Franco uno de 223 y 12 años con Tampa Bay. Messi le dijo Adiós al Barcelona y Bonjour al París Saint-Germain, pero también se llevó su 7mo Balón de Oro, que es un récord.
Los 12 equipos de fútbol más grandes de Inglaterra, Italia y España intentaron hacer la Superliga Europea, pero duró menos que unos amores de lejos. Tiger Woods se volcó en una jeepeta en febrero y ahora es que apenas volvió a jugar.

En la NFL, Tom Brady ganó su 7mo Super Bowl, ahora con Tampa Bay.
En la NBA, Giannis Antetokounmpo ganó su primero, con Milwaukee.
En la MLB, Atlanta braveó, pero ahora hay un paro en la liga. También notable, recrearon el campo de la película Fields of Dreams y tuvieron un juego real.

En tennis, Djokovic se llevó 3 de los 4 Grand Slams y empató con 20 a Federer y Nadal. El US Open se lo llevó el ruso Medvedev, el cual es su primer Grand Slam. Del lado de las mujeres, ganaron Osaka, Krejčíková, Barty y la británica de entonces 18 años Emma Raducanu, quien estuvo rankeada de #338 y sorprendió a todos llevándose el US Open.

Y de todos los finales, el más intenso se lo llevó la F1, la cual, gracias a Netflix, ahora todos somos fanáticos (excepto tú, que la veías antes de eso). Ganaba el que quedaba arriba entre Lewis Hamilton y Max Verstappen, y aunque Hamilton se la pasó arriba la carrera entera, Max le pasó en la última vuelta.

#Neverforget

Otras que no podíamos dejar pasar:

¿Qué nos trae el 2022?

Ya la pandemia cumplió su segundo aniversario, y a menos que pase algo extraordinario, seguirá cumpliendo. El ministerio tiene a un grupo durmiendo con ropa y a nosotros adivinando el nombre marino de la próxima operación. Para el próximo huevo gubernamental posiblemente no falta mucho, las elecciones legislativas en EE. UU. tendrán la política de allá todavía más caliente, y veremos a qué otro rico le coge con ir al espacio. O puedes ver los Simpsons, que en algún episodio seguro tienen algo de lo que pasará.

Y en lo que el hacha va y viene, Quirinito todavía no aparece.

¡Feliz 2022!


¿Te mandaron este Brifin?

Suscríbete aquí para que te llegue tu correo diaro con un brifeo de lo más importante que pasó en RD y el mundo.


Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Ver más

Últimas noticias