Febrero 10, 2022


Buenos días, hoy es jueves 10 de febrero. Un día como hoy nace Roberta Flack, la primera en pegar la canción Killing Me Softly With His Song, la cual sea probablemente la versión más bonita, siguiéndole la que conoces de Fugees.
Pero cambiando el tema, ¿has vivido el incómodo momento en el que alguien le pone nombre de gente a su perro y luego llega alguien de visita con ese mismo nombre? -¡Lucía, ven!.. Bueno, nada, el ministro de Educación subió una foto de una perrita a la que nombraron Minerva, y a sus hermanas Patria y Maria Teresa. Imagínate en público voceando ¡Maria Teresa, ahí no!… Luego de más de trescientos memes, el ministro borró el tuit.

Un carnet nuevo

Ayer prendieron las redes otra vez cuando comenzó a circular una foto del «carnet de habitante fronterizo». Este está destinado para los haitianos que comercializan en la frontera. Muchos se fueron en una, y hasta dijeron que ya comenzaron a querer juntar la isla con Haití.

Venga, pero de visita

El año pasado, el gobierno empezó un plan piloto para implementar el carnet de habitante fronterizo en la provincia de Pedernales mediante la Resolución 09-2021.

El concepto de «habitante fronterizo» no es nuevo; aparece por primera vez el 15 de agosto del 2004, cuando Hipólito firmó la Ley General de Migración en su último día trabajando en el Palacio. También se definió en el reglamento para aplicar la ley, que se creó al final del último gobierno de Leonel (2011). Este mismo creaba la idea de un carnet para el habitante fronterizo. Ambos textos definen al habitante fronterizo como al nacional haitiano que reside en comunidades que están pegadas al territorio dominicano, y que realizan actividades «no laborales, dedicados a faenas de pequeño comercio» en RD y que regresan cada día a su comunidad de residencia. Eso significa que cruzan para los mercados fronterizos y después se devuelven para Haití.

¿Cuál es la idea?

En el papel: facilitar el comercio fronterizo con un proceso simple. Pero también dijo el director de Migración que, ya que todos los días cruzan cientos de haitianos sin carnet ni documento alguno, mejor tenerlos registrados como un primer paso para regular la cruzadera de los mercados fronterizos. Para conseguir este carnet, el aplicante solo deberá presentar una identificación (cédula o pasaporte) y demostrar que hace negocios de este lado de la isla, o que tiene parientes que viven en la zona fronteriza.

Y entonces, ¿qué pasó?

Se supone que todo arrancaba en octubre del año pasado, con 1,000 aplicaciones para entregar solo 500 carnets, a finales de enero, con vigencia de un año. Si funcionaba, entonces incluirían las otras provincias fronterizas. Pero dijo el director de Migración que eso nunca pasó, pues se suspendió hasta que Haití resuelva sus líos (o sea, que no hay fecha).

Sin embargo, ayer se filtró la foto de uno de los carnets, y no se sabe si era solo una prueba de impresión o realmente empezó la carnetización y ahora pusieron la reversa al ver las reacciones. Una de las más fuertes fue la de Abel Martínez –siempre uno de los más  reaccionarios con el tema migratorio– que dijo que el gobierno estaba iniciando una «haitianización» y pidió frenar eso.

 

Haz clic en el botón para descubrir cómo ganar bonos de compra y recargas al instante, también podrás participar para llevarte un iPhone 13 Pro, RD$50,000 en efectivo, una Motocicleta o un carro.

 


¡Oh, sorpresa!

El asesor del Poder Ejecutivo en Políticas de Seguridad Ciudadana, Roberto Santana, entregó el primer informe sobre el sistema educativo de la Policía Nacional. Eso es parte de la reforma policial que se está ejecutando. Para tu «sorpresa»: encontró muchos macos.

Uno de los principales problemas es que hay muchas escuelas, pero están regadas y no muy coordinadas; la formación y entrenamiento insuficientes; el currículo es deficiente; y varias estructuras se están cayendo a pedazos. Don Roberto sugirió evaluar y nivelar al personal que ya tienen y crear un paquete educativo complementario; evaluar a los policías en las diferentes posiciones; crear un bachillerato técnico en seguridad y protección ciudadana; y que el Mescyt les meta mano en el proceso.


Una lavada de cara

Varios partidos opositores se quejaron hace unos días de que en el Departamento de Informática de la Junta Central Electoral estaba renunciando todo el vivo, por «presiones de arriba». Y que todavía estaban esperando el remeneo de mata que anunciaron después de las elecciones municipales fallidas. La Junta presentó ayer ese plan de reforma del Departamento, en una audiencia pública donde dijeron presente los delegados de los partidos políticos.

A los delegados se les dio un plazo de 15 días para que digan si están conformes y hagan las observaciones que quieran. Todos aceptaron, aunque también pidieron que para futuras decisiones no los dejen afuera.

¿Y qué va a cambiar?

El director de informática, Johnny Rivera, dijo que luego de voltear como una media sucia el departamento y llevándose de las recomendaciones de la OEA, cambiarán la estructura