Junio 10, 2022


¡Buenos días! Hoy es viernes 10 de junio, un buen día para comenzar la práctica de comenzar por hacer lo más importante en vez de lo que puedas terminar más rápido (recuerda la matriz de Eisenhower). ¿Cómo determinar eso? Una forma es decir “si hoy hago o termino ______  me sentiré productivo y bien conmigo mismo”. Pues prioriza esa tarea. Pero tu primera tarea: leer el Brifin, así que aquí está.

¿Qué culpable? 

Aunque Miguel Cruz confesó al sacerdote José Arismendi de León haber matado al ministro Orlando Jorge Mera, sus abogados dicen que él no es culpable. Tras esta afirmación y como es obvio que Mera no se dio 6 tiros él mismo, un periodista le preguntó a uno de los abogados «¿entonces, quién asesinó al ministro?», a lo cual el turpén le respondió «yo no estoy diciendo que asesinara o no, estoy diciendo que él no es culpable».

Anja, ¿y entonces?

No os desesperéis. Aunque sonó como un disparate, en nuestra ley la gente se presume inocente hasta que se demuestre lo contrario y reciba una condena definitiva. Por eso, vamos a darte un paseo por las tecnicidades de la ley penal dominicana para que puedas entender por qué es tan relevante para la barra de la defensa decir que Miguel no es culpable, por lo menos no de «asesinato».

Que arranque la clase

El Ministerio Público está acusando a Fausto Miguel Cruz de la Mota de violar el combo de artículos que componen el asesinato y su pena de 30 años—-; así como los artículos que penalizan el porte y uso ilegal de armas —que dependiendo lo que se alegue tiene penas desde 3 hasta 40 años.

Homicidio vs Asesinato

El Código Penal dice que «El que voluntariamente mata a otro, se hace reo de homicidio», y otro artículo dice que «El homicidio cometido con premeditación o acechanza, se califica asesinato». En dominicano, el asesinato es un homicidio, pero peor, incluyendo que la pena es de 30 años.

En este caso, hay cosas que no son debatibles, como la presencia de Miguel en el despacho del ministro, que hubo disparos y obviamente el fallecimiento del ministro. Pero, dejando al margen los hechos y concentrándonos en lo técnico, al Ministerio Público le toca probar los elementos de la «premeditación» y/o «acechanza» para que le acojan la tipificación de asesinato y las penas que eso conlleva. Mientras que a la barra de la defensa le toca tratar de bajarle lo más que pueda a las agravantes para que la pena no sea la máxima.  Así que, aunque suene irracional que el abogado diga que Miguel no es culpable, en verdad ese es su trabajo.

 

Más información es nuestra página.

 


Suavizando el golpe

El precio de los combustibles se ha mantenido igual desde el 4 de marzo, pero llegó el momento en que el gobierno tendrá que decidir si se tira o se jondea. El compromiso era mantener los precios por 4 meses comenzando en marzo a subsidios limpios, siempre y cuando el petróleo de Texas (WTI) se mantuviera entre 85 y 115 dólares por barril.

Pero ya pasaron los 4 meses y para colmo ayer el petróleo se metió a 122 dólares, así que de una vez le preguntaron a Luis sobre los subsidios. Respondió que ya su gente está analizando y que tomará una decisión cuando llegue de Los Ángeles. Pero él está supuesto a llegar mañana al mediodía y es los viernes que revisan los precios, así que Ito y el Ministerio de Industria y Comercio nos dirán si viene o no el fuetazo. En caso de que suban, puedes estimar un aumento de RD$1.60 por galón por cada dólar por encima de los 115 por barril. Por ejemplo: a 120 el barril, la gasolina aumentaría 8 pesos por galón.

Un hilo conVicente

No sabemos lo que viene, pero los tuits que puso el ministro de Hacienda, Jochi Vicente, podrían darte una idea. Bajó con cifras: que «los dominicanos se han ahorrado 18,968 millones de pesos desde marzo», porque el gobierno ha asumido lo que deberían haber subido los combustibles a través de subsidios.

Como ejemplo, puso que en la última semana «los dominicanos se han ahorrado 90.83 pesos por cada galón de gasolina regular, y 92.14 pesos por cada galón de gasoil regular». También se dio bombo diciendo que por primera vez tenemos precios menores que algunos estados de EE. UU. Pero eso no viene al caso porque los ingresos son otros.

¿Cómo que ahorro?

Aunque así suena muy bonito, no es tan así, pues, aunque no lo has pagado al echar combustible, sí lo has hecho por otro lado. Para empezar, el gobierno no tiene dinero; el Estado tiene dinero, y el Estado somos todos. Además, aquí no hay minas o recursos naturales que le generen grandes ingresos al Estado (como el canal de Panamá es el mayor ingreso de ese país, por ejemplo), así que la mayor recaudación es a través de impuestos. Además, todo ese dinero que han metido en subsidios es, según el mismo Jochi, 1.4 veces lo recaudado a través de los impuestos del mismo combustible (así que solo el 40% ha tenido que salir de otro lado).

Eso quiere decir que esos miles de millones que han salido de impuestos, por una vía o por otra, ahora tendrán que dejar de ser invertidos o gastados en otras partidas que estaban en el presupuesto de gastos del año. El gobierno ha preferido mantener los subsidios para evitar inflación y evitar el costo político que tendría un aumento en los combustibles; pero no son sostenibles para siempre, y parece que el final está llegando.

 


Imagen del día

Visto en: Instagram (@cristian