lunes, junio 24, 2024

Compartir

Para entender: la historia de Cuba

Ahora que en Cuba empezaron a vender dólares y otras monedas a nivel oficial, y también anunciaron que permitirán inversión extranjera por primera vez en más 60 años, aquí repasamos su historia y ver cómo pasaron de un comunismo totalitario bloqueado por EE. UU. al socialismo abriéndose chin a chin.


Un ancestro en común

Antes de Colón y al igual que nosotros, estaba poblada por indígenas, como los ciboney, los guanahatabeyes y unos que quizás conoces: los taínos. Pero nada, pasó lo mismo que aquí: los españoles se instalaron y exterminaron a los indígenas, terminando con una mezcla de razas muy parecida a la nuestra.

Fast forward a 1868: Cuba era el único país de toda Latinoamérica que todavía era colonia española. Ese mismo año estalló el primer intento de independencia: la guerra de los diez años. España aguantó esa; después vino otro intento, la «guerra chiquita», y Cuba volvió a perder. En la década de 1890 se arma una revolución liderada por José Martí, que con la ayuda de otros (principalmente el dominicano Máximo Gómez) finalmente consigue sacar a los españoles empezando el Siglo XX.


Su mejor amigo

Aprovechando la guerra con España, EE. UU. le dio una manita a sus vecinos cubanos con la independencia. Pero los gringos, ni cortos ni perezosos, se quedaron con la sartén por el mango en Cuba. Así que los cubanos cambiaron de dominador, pero no de ser dominados. La influencia gringa en Cuba fue total a principios del Siglo XX, tanto así que en un momento el 70% de las exportaciones o importaciones cubanas se hacían con EE. UU. Recuerda ese último dato.


Plantaron la semilla

Cuando la revolución rusa triunfó en 1917, las ideas marxistas-leninistas se regaron como la pólvora por todo el mundo. En Latinoamérica hubo un par de intentos de gobiernos socialistas, como Perón en Argentina; pero no cogieron tracción y los revolucionarios decidieron coger las armas.

Cuba vio períodos tranquilos y períodos complicados, pero vayamos a 1952: Fulgencio Batista, que ya había intentado tumbar el gobierno unos años antes, le da un golpe de estado al presidente electo de ese momento e instala una dictadura militar. En su gobierno la economía se puso más o menos bien, pero como todo buen dictador, fue solo para unos cuantos. La desigualdad creció y la gente se regó, y detrás vino la represión.


Hasta que apareciste tú

En 1953 aparece una figura histórica antiimperialista de la que quizás hayas escuchado hablar: el abogado Fidel Castro. Fidel intentó coger un cuartel junto a unos compañeros y lo metieron preso, pero después lo soltaron por las presiones populares en 1955. Desde que salió de ahí, fundó el movimiento 26 de julio (26M) para derrocar el gobierno. Se va para México y al compás de unos tacos con tequila comenzó a preparar su revolución.


El gran golpe

En 1956 llegan a Cuba unos 82 guerrilleros directico desde México. Entre ellos, Fidel, su hermano Raúl y Ernesto «Che» Guevara, que era argentino pero se había enamorado de esas ideas. Batista los recibió con 80,000 hombres y ya tú te imaginas lo que pasó. Pero los 20 revolucionarios que quedaron se instalaron en Sierra Maestra, al este del país.

Ahí viene el gran boom para Fidel: el New York Times lo entrevista en los montes y la guerrilla se hizo famosa. Esos 20 guerrilleros se convirtieron en cientos y después en miles, y fueron cogiendo cada vez más territorio hasta que el 31 de diciembre de 1958 Fulgencio sale huyendo para Santo Domingo, y el 1 de enero Fidel y sus tropas entran triunfantes a Santiago de Cuba.


Un inicio complicado

Fidel puso un presidente títere, pero era él quien tenía el control. Juró que no era comunista y los gringos le creyeron, así que reconocieron su nuevo gobierno. Pero la felicidad duró poco, porque comenzaron los problemas entre el 26M y otros grupos guerrilleros paralelos. 

Fidel y su gente aguantaron, y poco después el gobierno empezó a quitarle las propiedades a la gente y a controlar todas las empresas. Además, fusilaron barsa de miembros del antiguo régimen y macanearon a todo el que no estuviera de acuerdo con el nuevo sistema. Los ricos y poderosos amigos de Fulgencio comenzaron a dejar el limpio y arrancó la mayoría para Florida (lógico, la distancia más corta entre Cuba y Florida es como ir de la capital a Santiago, pero por mar). 

La desigualdad se redujo, eso sí.


Su peor amigo

Obviamente, para los gringos no era ningún chiste tener a un gobierno marxista-leninista en el patio de al lado en plena guerra fría, así que de una comenzaron a ponerle sanciones a Cuba. En 1961 incluso mandaron un grupo a tratar de volver a coger el control, pero los revolucionarios los frenaron en seco. Como no pudieron por lo militar, los gringos le dieron un upgrade a las sanciones hasta llegar a un bloqueo (o embargo) casi total del comercio con EE. UU. o sus ciudadanos. ¿Recuerdas el dato de ahorita? Pues eso.


Su mejor aliado

¿Cómo se hace alguien a quien le acaban de cortar el agua, la luz y el gas? Se busca otro, y más si hay compatibilidad total de caracteres, que era el caso entre el 26M y el comunismo ruso. La Unión Soviética fue quien mantuvo a Cuba a flote mientras duró la guerra fría, con subsidios que llegaron a representar la mitad de la economía cubana. Con el colapso de la Unión Soviética en 1989, los cubanos volvieron a estar solos. Cuba fue uno de los pocos países que se negaron a abandonar el socialismo. 


Y si te quedas solo

A buscártela como sea. Cuba es un gran productor de minerales, de caña y de tabaco, pero eso no les da (y además el Estado controla todo), así que en los 90 se vieron bien feos. Las cosas mejoraron porque comenzaron a buscar turistas para sus playas y a incentivar el turismo, y después cuando subió Chávez en Venezuela les comenzó a vender petróleo barato y fiao. 

Estuvieron en uno de sus mejores momentos cuando Obama abrió ciertas relaciones comerciales entre EE. UU. y Cuba desde el embargo (que la ONU pidió en 1988 que lo quitaran, pero EE. UU. dijo siempre que no); pero Trump llegó y echó todo eso para atrás. Además llegó la pandemia y Cuba otra vez cayó en un hoyo. Vinieron unas fuertes protestas que el régimen sobrevivió, y ahora otra vez están tratando de abrirse al mundo para mantenerse.


La crisis de los misiles

Una cuento interesante sobre la amistad entre Cuba y la Unión Soviética es de cuando los rusos montaron misiles nucleares en la isla en 1962, apuntando directamente a EE. UU. y listos para disparar. Ese fue el momento más crítico de la guerra fría y el mundo no se fue a pique de chepa, pero finalmente lograron un acuerdo y los rusos desmontaron los misiles.


Y ya que estamos

Otro dato curioso: se dice que Fidel tiene el récord de sobrevivir más veces a intentos de asesinato, pues la CIA intentó darle pa’bajo más de 600 veces. Fidel murió en su cama de causas naturales en el 2016, a los 90 años de edad. Ya unos años antes le había dejado el trono a su hermano Raúl, que hace unos años permitió que se eligiera a otro presidente: Miguel Díaz-Canel. Fiel al régimen, por supuesto.


¿Cómo se vive en Cuba?

A ver, ya dijimos que allá el Estado controla todo (o casi todo). Eso quiere decir que todo el que tiene un empleo trabaja para el Estado. Bueno, ya no es tanto así porque en los últimos años les han ido dando flexibilidades a empresas privadas (sobre todo en el sector turismo) y el año pasado comenzaron a permitir mipymes. Pero en general sigue siendo así.

Pongamos el ejemplo de un médico: allá no puede dizque poner su propio consultorio o algo así, sino que tiene que trabajar para un hospital que pertenece al Estado. Por eso, él recibe un salario que le da para vivir, pero no para tener lujos. El crecimiento individual está muy limitado, y por eso es que mucha gente de todas las profesiones prefiere buscársela con los dólares y euros que llevan los turistas. No es poco común ver profesores, ingenieros o abogados trabajando como empleados de hoteles, taxistas o vendiendo souvenirs. De hecho, hay un dicho famoso que dice que en Cuba un taxista puede ganar más que un médico.


La cara buena

La salud, educación y otros servicios públicos están garantizados para todo el mundo, y de gratis (o pagado con sudor). Y además son buenos. Allá no es raro encontrar un taxista que es licenciado en Historia o doctor en Filosofía. Se supone que eso no le sirve al que quiera tener crecimiento económico individual, pero sí es un aporte al colectivo.


¿Qué pasa ahora?

Todo dependerá de cuánto quiera seguir abriendo la economía el Partido Comunista. Cuba es un país con muchos recursos naturales y talento de sobra, así que puede tratarse de un gigante dormido a nivel económico.

Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Ver más

Últimas noticias