Enero 5, 2023


¡Buenos días!
Hoy es 5 de enero

«El hombre que ve el mundo a los cincuenta, igual que a sus veinte años, ha desperdiciado treinta años de su vida».
 – Muhammad Ali



No es cotorra, es perico

La Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) y la Armada agarraron a seis dominicanos y un venezolano que iban en una lancha cerca de las costas de Boca Chica con 242 paquetes que parecen de cocaína. Nadie la probó, así que mandaron los paquetes al Inacif (Instituto Nacional de Ciencias Forenses), para determinar el tipo de sustancia y el peso.

Cocaína: antes y ahora

Que las autoridades agarren droga (especialmente cocaína) no es algo nuevo, pero si sientes como que en los últimos años han encontrado más, tienes razón.
De acuerdo a las estadísticas de la DNCD, en el 2015 se incautaron 9,277 kilos de cocaína; en el 2016 fueron 9,649; y en el 2017 hasta se publicó que rompimos récord porque decomisaron 10,500 kilos. Pero en el 2022 le pasaron el rolo a ese número por más del doble, con 27,732 kilos decomisados.

La razón

Una de las principales razones de que se agarre más coca es simple: ahora hay más que antes. El área de cultivo de coca en Colombia (que es el principal productor del mundo) se extendió más de 200 000 hectáreas. Esta es la cifra más alta desde el 2001, cuando la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc) comenzó a recopilar esos datos. Es decir, que estamos prácticamente en la «época dorada» de la cocaína.

Si a eso le añadimos que RD está en una ubicación estratégica, que les facilita a los traficantes mover su mercancía entre los productores sudamericanos y los mercados de EE. UU. y  Europa, la receta se hace sola.

Aunque el presidente de la DNCD dice por su parte que se ha incautado más droga que antes porque ahora somos mejores agarrando a los traficantes, gracias a las nuevas estrategias.

 


Bendito nene, dale la visa

La comisionada de Puerto Rico residente en Washington, Jenniffer González, junto a otros congresistas, le escribieron una carta al Departamento de Trabajo gringo y al Departamento de Seguridad Nacional, para que incluyan a los trabajadores de República Dominicana en el otorgamiento de visas H-2B y así puedan meter mano en las labores de reconstrucción de Puerto Rico.
Estas visas son específicamente para trabajo temporal o estacional que no estén relacionados con la agricultura (porque esa es la visa H2-A), pero el Congreso les tiene un tope y no se pueden dar más de 66 000 por año fiscal.

Un paréntesis

El puesto de comisionado residente, como el de Jenniffer, es el de un funcionario que elige el mismo pueblo de Puerto Rico para que los represente en el gobierno federal. De hecho, también pertenece al congreso, pero solo para proponer cosas y hablar por su gente de Puerto Rico, porque al final no tiene derecho a votar para aprobar o rechazar ninguna ley.

Puerto Rico está

Corto de gente, porque muchos se han ido a Estados Unidos. El problema es que les asignaron más de 74 000 millones de dólares para ayudar con la catástrofe del huracán María, principalmente, y solo han podido utilizar una chiripa de esos fondos porque no hay gente para trabajar. Para octubre del año pasado, la población trabajadora disponible era de un 43,3%. El sector de la construcción había perdido el 40% de la población hábil para trabajar, así como en otros sectores como el turismo. Por eso se espera que, si aprueban estos permisos, los trabajadores dominicanos ayuden a «aliviar la escasez actual de mano de obra» que tiene Puerto Rico, así como «acelerar los esfuerzos de reconstrucción».

¿Y cuánta gente le hace falta a PR?

La carta dice que se necesitan más o menos unos 50 000 trabajadores por los próximos 10 años, pero la asociación local de constructoras dice que dar más visas no es suficiente y que tendrán que seguir intentando con otras medidas y fuerza local.


Por un lado no, por el otro sí

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) finalizó ayer un cambio en sus normas, y ahora las farmacias minoristas pueden aplicar para poder vender pastillas para abortar. Anteriormente, tenía que ser dispensada solo por clínicas, médicos o algunas farmacias de pedidos por correo. No es a lo loco, porque las farmacias minoristas como sea necesitan una certificación, así como la persona que vaya a comprarla también necesitaría una receta.

Aunque la FDA no hizo un anuncio, sí actualizaron su página