Brifeando las elecciones gringas

Actualizado: Oct. 30

Martes después del primer lunes de noviembre, cada 4 años.

La fecha oficial de las elecciones presidenciales en EE. UU. Este año toca, y es este martes 3 de noviembre. Se elegirá por voto indirecto si Donald Trump (Republicano) o Joe Biden (Demócrata) será el presidente por los próximos 4 años (hay más, pero ninguno con chance). El voto indirecto es porque en verdad se elige a los electores que eligen al presidente (más de eso debajo).

También se elegirán otros puestos

  • Senadores: de los 100 que hay en total (dos por estado), se elegirán 35, de los cuales ahora mismo son 23 republicanos y 12 demócratas. Los senadores están divididos en tres grupos, y cada dos años se elige uno de los 3 grupos, que se eligen por 6 años.
  • Representantes: todos (435) están en la boleta. Ahora mismo son 198 republicanos, 232 demócratas, un libertario, y 4 asientos vacíos.
  • Gobernadores: A diferencia de R. D., allá se eligen por votación. Hay 13 a votación, pero dos son territorios, no estados, y no tienen senado ni votan por el presidente: Puerto Rico y Samoa Americana. De los 11 estados a votación, actualmente son 7 republicanos y 4 demócratas.

Dime de las presidenciales, ¿cómo es que funcionan?

En Estados Unidos, como el nombre lo dice, hay 50 estados que están unidos, y cada uno funciona casi como un país independiente, sin una “JCE” que los coordine. Pero no se gana por mayoría, o “voto popular”.

Aquí se comienza a complicar

En RD los votos se cuentan por provincia, pero lo importante es el número total de votos. En EE. UU. es por estado: cada estado tiene un número de colegios electorales, proporcional a su población (e igual al número de congresistas que tiene). En total son 538 y se gana con 270. Por ej.: Pennsylvania tiene 20, Michigan 16, Wisconsin 10, Massachusetts 11, etc.

O sea, ¿no se gana por mayoría?
No siempre. Van 5 elecciones en las que quien resultó presidente perdió el voto popular, pero obtuvo los colegios electorales necesarios para ganar. El ejemplo más reciente es Donald Trump, quien obtuvo casi 3 millones de votos menos que Hillary, pero sumó 304 votos electorales y ganó. También pasó con Bush en el 2000, quien perdió el voto popular por más de medio millón. Pasó 3 veces más, pero en los 1800.

¿Por qué puede pasar eso?
Porque en 48 de los 50 estados (los otros dos son Nebraska y Maine), si ganas la mayoría de los votos, aunque sea por uno, te llevas todos los colegios electorales. Por ejemplo, entre PA, MI, WI y MA, Hillary sacó 8.6mm de votos y Trump sacó 7.7mm (900k menos), pero Hillary se llevó 11 colegios electorales y Trump 46 (35 más). Esto, porque Trump ganó los primeros tres, y aunque por un total de 77,000 votos entre los tres, se los llevó, y básicamente esos le dieron las elecciones.

¿Qué es eso de los electores que dice arriba?

Esos 538 votos electorales son echados por 538 personas, que cada partido elige y tiene ahí a cuarta. Si un candidato gana por ejemplo Florida, los electores de su partido en Florida son los que unas semanas después (técnicamente «el lunes después del 2do miércoles de diciembre») van a la capital del estado a hacer oficial su voto por su candidato. Es una ley desde el principio del país, cuando esos electores eran los que elegían al presidente, y se ha mantenido así. Ya hay muchos estados que hasta prohíben que ellos echen el voto por un candidato al que no representan.

Vamo’al mambo: ¿qué dicen las encuestas?

Bueno, todo depende de dónde vivas. En el voto popular, Biden está arriba 52% , vs el 43.2% de Trump. Pero como el voto popular no es el que importa (Hillary sacó el 51.1% y Trump el 48.9% y sabemos quién ganó), sino el que consiga al menos 270 de los 538 votos electorales.

Entonces, ¿cómo están los estados?

Puedes jugar con este mapa interactivo, que por ahora ninguno tiene 270 todavía, pero Biden está mucho más cerca (también está el de FiveThirtyEightCNN, NBC, The Guardian, etc.)


¿Y no decían eso mismo cuando era Hillary vs Trump?

Las encuestas no estaban tan erradas como se piensa. De hecho, en el 2012 estuvieron peor (daban a Obama ganador por menos de 1% y ganó por casi 4%, pero como estuvieron del lado correcto, no fue tema de debate). En el 2016, las encuestas del voto popular estuvieron correctas. Pero como mencionamos arriba, el voto popular no sirve de nada. El problema estuvo en las encuestas locales, las cuales son de menor calidad que las nacionales, y a pesar de eso, la diferencia estuvo dentro del margen de error. Había muchos votantes indecisos que a última hora se fueron del lado rojo.


¿Pero Trump puede o no puede ganar?

Siempre puede, pero le está cogiendo la hora. Incluso si las encuestas dan el mismo error que en el 2016, Biden todavía gana por mucho. Para Trump ganar tiene que haber un margen de error más grande que hace 4 años, que se vayan todos los indecisos de su lado, que salga a votar todo el que posiblemente se vaya de su lado aunque no acostumbre a votar, que Biden cometa un error garrafal de aquí al martes (aunque casi 90 millones de votos ya se echaron, cerca del 65% del total del 2016).


¿Cuándo sabremos los resultados?

Este asunto también es complicado. Con principalmente 4 zonas horarias y centros de votación cerrando a diferentes horas, no hay una hora específica. Todo depende de lo que cada estado publique. Este año la mayoría del país está mandando su voto por correo, y en un mundo perfecto, los fueran contando desde que llegan. Pero hay 6 estados que no pueden comenzar a contar hasta el día de las elecciones y solo en 12 se pueden contar desde que lleguen. El resto es una mezcla de reglas diferentes.

Otra complicación: el “espejismo rojo”. Más republicanos (rojos) que demócratas (azules) votarán en persona el día de las elecciones, en vez de por correo. Al final del día, es posible que muchos estados tengan más votos rojos contados, pero eso es porque fueron en persona. Según se vayan contando los votos que llegaron por correo, que puede ser hasta días después, el conteo puede cambiar radicalmente.

A menos que sea una pela a calzón quitao desde el principio, cabe la posibilidad de que no sepamos el resultado final por varios días. Y se puede armar la de titingó si uno de los candidatos se declara el ganador antes de tiempo.


Si te gustó este brifeo…

…pero no recibes el Brifin en tu correo todos los días, sucríbete debajo para que te llegue un resúmen similar, pero de cada día (y mucho más corto, así que tranquilo/a).