Search

Entendiendo: el Bitcoin

Compártelo

A principios de este mes, Tesla anunció que compró 1500 millones de dólares de la moneda digital Bitcoin, y que pronto se podrá comprar sus vehículos con ella. Al mismo tiempo, tío Elon Musk puso #Bitcoin en su bio de Twitter (y Jack, el de Twitter, lo tiene hace un tiempo), y se armó el juidero: su precio comenzó a subir a to lo que da, y Bitcoin comenzó a sonar más que la Macarena en las fiestecitas de los 90.

¿Pero realmente sabes lo que es? Vamos a brifearte eso.

Primero lo primero

El Bitcoin no es una papeleta, sino una moneda puramente digital que usa la criptografía («escrito secreto») como método de seguridad para transacciones, verificación y creación. Por eso se llama «criptomoneda». Otros ejemplos de criptomonedas son Ethereum, Dogecoin, Litecoin, Tether, y miles más.

Hablemos del famoso Bitcoin

Esta fue la primera criptomoneda descentralizada. Salió en el 2009, inventada por Satoshi Nakamoto (aunque parece ser un seudónimo, pues nadie sabe quién es).

El Bitcoin no está regulado por nadie ni centralizado, diferente al sistema financiero tradicional, sino que funciona en base a una ‘cadena de bloques’, o blockchain.

El block-¿quién?

El blockchain es la parte más importante de todo esto. Fue creado para el Bitcoin, pero tiene muchos otros usos, y hasta para otras criptomonedas. Es un libro de transacciones, como tendría un banco, pero con copias exactas e intactas en computadoras alrededor del mundo, que se actualizan automáticamente después de cada transacción (por eso es imposible de engañar). Después de cada transacción, estas se agrupan en un bloque, y cada bloque se le agrega a la cadena (de ahí ‘block’, y ‘chain’). ¿Quién agrega ese bloque? Los mineros, y no la gente de Los Mina.

¿Cómo que los mineros?

Imagínate un minero buscando oro en una mina. Estos mineros están buscando Bitcoins. ¿Cómo los buscan? Pues el sistema está hecho que cada 10 minutos (en promedio) el minero que resuelva una ecuación matemática, se gana un premio de unos cuantos Bitcoins nuevos –imagínate al banco imprimiendo dinero– y agrega un bloque nuevo con transacciones dentro, a la cadena.

¿Entonces los Bitcoins se ‘imprimen’ y ya, así como el dinero?

Básicamente; pero no es que se crean digitalmente cuando quieran, pues hay todo un protocolo. Como premio por resolver la ecuación (básicamente ser el primero en adivinar un número hexadecimal de 64 dígitos llamado ‘hash’ que sea igual o menor que el ‘hash’ establecido por el sistema), el minero se gana 6.25 Bitcoins + una ñapa por cada transacción agregada a ese bloque (anda por los US$20). Cuando salió Bitcoin, el premio era de 50 Bitcoins. En el 2012 se dividió en dos, a 25. Luego en el 2016 a 12.5, y desde el 2020 está en 6.25 Bitcoins. Alrededor de cada 4 años ese premio se divide en dos.

El máximo número de Bitcoins que existirá es 21 millones, y se estima llegar ahí en el año 2140. Ahora mismo hay unos 18.6mm de Bitcoins en existencia.

Pues me haré rico minando Bitcoins

Suave, que es bolero. Calcula aquí si puedes ganar. Una pista: casi seguro que no (si entraste al enlace: un TH/s es un billón de cálculos por segundo).

Al principio podías hacerlo desde tu computadora personal, pero el blockchain se creó de manera que mientras más mineros haya (se estima que ya son como un millón), más complicada se hace la ecuación, y requiere de procesadores y equipos especiales que cuestan cuchumil dólares y chupan más electricidad que una nevera vieja en Las Dunas de Baní. Hay otras maneras, como unirse a un grupo de mineros que juntan el poder de sus equipos y dividen las ganancias (‘mining pools’). Pero de todas formas, sigue siendo un riesgo bien alto y cada vez más se parece a la lotería.

Explícame el proceso de las transacciones

En el sistema financiero tradicional, si pagas con una tarjeta, primero la pasas para que el banco le diga al cajero si se puede, y si el banco dice que sí, te hacen el cargo. Pagar con Bitcoin es diferente, porque no hay un banco centralizado:

  1. Una persona abre una cuenta de Bitcoin y hace una transacción.
  2. Esta transacción se le envía a todas las computadoras del mundo conectadas a la red del blockchain para que la confirmen (cuenta QWE le mandó $X.XX a RTY).
  3. Los mineros agregan esa transacción al próximo bloque en ser minado.
  4. El primer minero en resolver la ecuación matemática, agrega ese bloque a la cadena, y las transacciones que hay en este bloque quedan confirmadas.

¿Qué le da el valor al Bitcoin?

Igual que el peso y cualquier otra moneda: la gente. El papel donde está impresa la papeleta de $2,000 pesos no vale eso (diferente al oro), y un bitcoin es digital. Cuando se lanzó, técnicamente no valía nada, pero comenzó a coger valor por la ley de oferta y demanda cuando empezaron a salir los mercados de intercambio (Coinbase, etoro, coinmama, etc.).

Entonces, ¿meto mis chelitos en Bitcoin?

Bueno, solo te damos la información y luego tú decides, pues no somos abogados ni consultores.

Todo depende del riesgo que estés dispuesto a tomar, porque esto no se sabe donde vayas a paral. Es sencillo: si compras, puede que suba para que lo vendas y te ganes la diferencia. Si por el contrario se desploma, tendrías que vender y perder, o quedarte con ellas y esperar que vuelva a subir.

En el 2010 un Bitcoin valía US$0.06. Con 200 Bitcoins te comprabas una pizza (US$12)

Hoy, un Bitcoin vale como US$55,000, así que con esos mismos 200 pones cuchucientas pizzerías.

Y si quieres comprar, no tienes que tener lo suficiente para un Bitcoin entero; puedes comprar una fracción (por ej., con US$99 puedes comprar 0.0018 Bitcoins, si vale US$55,000).

Una de las grandes dudas sobre su valor real viene de que la mayoría de transacciones son de inversión (comprar para esperar que suba, como las acciones de compañías públicas) y no como divisa o moneda de intercambio de la vida cotidiana, que fue para lo que realmente se creó.

Una triste historia de despedida

Lo bueno: la primera compra pagada con Bitcoins fue de dos pizzas, por lo que eran US$41, en mayo del 2010.

Lo malo: Laszlo Hanyecz pagó 10,000 Bitcoins por estas dos pizzas.

Lo feo: hoy, casi 11 años después, si lo ponemos en el valor actual, esas dos pizzas realmente costaron 550 millones de dólares. Lloremos.

¿Te gustó este artículo?

Si no lo has hecho, suscríbete y recibe El Brifin en tu correo

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here